lunes, 7 de junio de 2021

Aromas del Ayer: Con Aroma a Rosas

 


Es junio, mes de novias, y la flor vinculada a esa ocasión especial que es una boda es la rosa, la flor más mágica del reino vegetal. Su simbolismo positivo aparece en todas las culturas. Reconocidos son sus usos como ornamento, medicina o ingrediente de cocina. Su perfume la hace idónea para los cosméticos y sin embargo no hay una fragancia, por cara que sea, que pueda capturar el olor natural de esa flor.



El perfume de la rosa va asociado a su color. Tenemos el olor fuerte, pasional, de la rosa roja, equilibrado por el refinado aroma de la rosa amarilla o té. La rosa blanca exuda una fragancia tan pura y tersa que es asociada con momentos espirituales como bodas, bautizos y funerales. Es la más delicada en términos de aroma y por eso no es muy usada.

El perfume de rosas ya era conocido en el Egipto de los Faraones y en la antigua Roma donde se creaban fuentes de aguas de rosas para refrescar las fiestas de la realeza y aristocracia, pero fue en el mundo árabe donde se destiló el attar de rosas, el aceite esencial extraído de esa flor que sirve de base para la creación de perfumes. Por eso las rosas más aromáticas siguen siendo cultivadas en países árabes como Afganistán, Irán y Siria o que alguna vez fueron parte del Imperio Otomano como Bulgaria.



Los Mejores Perfumes de Rosas

En los albores de la perfumería moderna Atkinsons tuvo un White Rose que fue el perfume favorito de la última Zarina de Rusia. Ya no está en producción y el White Rose que vende Atkinsons hoy es una pálida imitación del original.



Es difícil encontrar soliflores con bases de rosa en el mercado. Muchos venden sus productos bajo la engañosa etiqueta de “rosa” pero la flor se haya sofocada por otros aromas. Son los ejemplos de Yardley y de las Red Roses de Jo Malone. Mas “rosáceo” es el Roses and More de Priscilla Presley.

El Agua de Rosas de Adolfo Dominguez es exquisita, pero tiene jazmín. True Rose de Woods of Windsor tiene jazmín, violeta y hasta lichee.



Si debo escoger un buen perfume con base de rosas me quedo con algún clásico como Ombre Rose o Rose Essentiell de Bvlgari, sin embargo, algo que se acerque a un soliflore hay que buscarlo en sitios más exóticos. Por eso he escogido cuatro perfumes no muy conocidos.



Tea Rose de Perfume Workshop

Cuando estaba en la universidad tuve mi primer encuentro con Tea Rose de la Perfume Workshop. Este taller de perfume se creó en 1970 con la idea de promover perfumes artesanales y su primer producto fue una combinación de rosa y jazmín. En 1977 sacaba al mercado este Rosa Te. Yo lo compré porque me encanta el olor a la rosa amarilla, pero ni lo encontré en la botella ni el perfume pareció querer fundirse con mi pH natural.



Lo volví a adquirir este año pandémico y me ha sorprendido. No es un aroma a flor de rosal sino a rosas ya cortadas y conservadas en un jarrón. No sé si será el influjo de maderas como el cedro y el palo de rosa brasileño, pero huele a flor de dos días de cortada. Sin oler a ajada, evoca “el dulce olor a muerte” del que hablaba Shakespeare.

Esto me recuerda una anécdota que concierne a la rosa de Yardley. Un pretendiente me trajo una botella de Londres en 1991, y mi mamá (a la que no le gustaba el pobre Joe) dijo que el perfume me hacía oler a “cementerio”.



No es el caso de la Tea Rose. Al rato de aplicada, la fragancia se vuelve rosa té total y es bastante pasosa, pero si como a mí, les gusta, úsenla sin miedo. Alerta, no es un perfume para jovencitas. Es para mujeres de los 40 para arriba.

Colonia de Rosas de Murray&Lanman

Un soliflore totalmente fabricado con rosas es el que sacó al mercado Murray&Lanman a comienzos de este siglo. Murray &Lanman son célebres por la creación del Agua de Florida que hace casi doscientos años perfuma a las damas del mundo entero. En su botellita de cuello de jirafa es una imagen que asociamos con damas victoriana. Los “windis” siempre recordamos que Scarlett O’Hara la usa como enjuague bucal para ocultarle a Rhett que ha estado bebiendo.



El Agua de Florida sirve para eso ya que, más allá del jazmín y la lavanda, es un cítrico con bases de lima y bergamota fuertemente condimentadas con canela y clavo. Este potente aroma ha sido favorito universal, pero a fines del siglo XX en la compañía se les ocurrió hacer versiones aún más almizcladas así nació la colonia con base de pachuli, de sándalo, de azahar y de ruda.



En el 2000 nació una colonia cuyo único ingrediente eran las rosas. Viene en un envase idéntico al Agua de Florida, pero tiene un color rosa Schiaparelli que me ponía nerviosa. Me recordaba los ingredientes de un hechizo que una bruja de Algiers en las afueras de Nueva Orleans, le dio a mi hermano.

Esto ocurrió durante el viaje trasatlántico que JC emprendió a fines de los 80 en el cual cruzó todos Estados Unidos haciendo paradas en las ciudades más importantes. Como no cargaba con mucho dinero no sabía que traerme de regalo. Acabo trayéndome un Margarita enlatado de Los Ángeles y en Luisiana se fue a Algiers, al otro lado del Mississippi en busca de un hechizo de amor. Este consistía en un muñequito de cera que también fungía como vela, un frasquito con un líquido y un papelito con instrucciones.

El líquido me descolocó, aunque olía a rosas, no me gustaba su color ni imaginarme los ingredientes (muchos mal llamados “hechizos de amor” utilizan sangre menstrual) así que lo lancé al inodoro. Después de grabar en ella mi nombre y el de un griego que me tenía sorbido el seso, encendí la vela. Aprovechando que mi madre no estaba en casa, la puse en el lavaplatos a la espera que se consumiera.



 ¡Pero Ayyy! Mi Ma regreso temprano de las compras y apenas me dio tiempo de apagar la vela y ocultarla. Como sabia de eso, ella husmeó el aire y dijo “¿haciendo hechizos para que venga el griego? ¡Que tonta! “Efectivamente, yo era una tonta no hay filtro ni brujería que te consiga un buen amor.

Si cuento esta anécdota es porque al ver la botella, me recordó el famoso hechizo, pero tranquilos. Aunque en el Sur de USA se utiliza mucho el Agua de Florida como ofrenda en ceremonias vudú o de santería, este perfume es inofensivo y huele muy bien. El aroma es realmente de rosa fresca, de las rosadas o de esa que en Chile se llaman “besitos’ y en otros sitios se conocen como mignonette.

Rose de Bath &Body Works

En Memorial Day me encontré con mi hermana a la que no veía desde octubre y aprovechamos de darnos regalos atrasados. El de ella era este estuche del Bath and Body Works. Contiene crema corporal, Body mist y jabón de ducha.


Esta tienda es antigua, nació a comienzos de los 90. Yo entonces era clienta fiel del Body Shop y no le presté atención. Recién llegada a USA el 2017, fui acompañada de mi hermana que si pudiera acamparía ahí. Aparte de que era un local encantador y que los precios son razonables, me gustó lo variado y bien presentado del stock.

El B&BW ha sido un pionero del uso de frutas y hasta verduras como el pepino. Se especializa en mezclas de aromas. Mi primera adquisición fue una colonia para después del baño que combinaba limón y granada. Me encantan sus jabones secos con aromas exóticos que incluyen hasta licores como el de limoncello que le regalé a mi hermano y este de vino clarete y cereza negra.



Volviendo a los productos de rosa presentan la misma lista de ingredientes que su perfume de rosas. Sacado al mercado el 2019, consiste en una rosa almizclada muy oriental y cuyo dulzor se equilibra con un toque de jazmín. 



Mi prima Paula me ha contado que ya existe l B&BW en Chile así que me imagino que existirá en el resto de America Latina. Entonces les recomiendo que vayan y busquen estos productos de rosa que huelen muy bien. Hasta tienen velas y desodorantes ambientales con base de rosas.

Red Roses de Al-Rehab

Mi última adquisición es la más exótica. Para celebrar los Acuerdos de Abraham (que a pesar de la administración Biden y de la mentirosa prensa mediática siguen adelante), me adentré en el mundo de los perfumes árabes.  Sali con uno muy curioso llamado Rosas Rojas y confeccionado por Al-Rehab que parece ser el mayor fabricante de fragancias en la Península Arábiga.



Lo llamo “curioso” no por el aroma que es exquisito, esencia pura de rosa roja con un leve toque de vainilla. Es curioso porque se trata de un perfume unisex.  Problemas de mi mente retrograda porque lo cierto es que, en ese mundo de calor constante, nada mejor para refrescar que el perfume de rosas tal como lo supieron usar en el pasado romanos y egipcios

En resumen, ese es el resultado de mi exploración de la rosa y la perfumería. Ahora cuéntenme ustedes sus experiencias con los perfumes ‘rosáceos”.