miércoles, 16 de septiembre de 2020

Aromas de Ayer: La Perfumería de Nina Ricci

 


Este septiembre me toca usar y reseñar una colección de aromas de renombre. Uno de los primeros regalos de cumpleaños que he recibido es un set de miniaturas de Nina Ricci. Ese nombre corresponde a una Grande Dame de la alta costura mundial y que en la posguerra se interesó también en la industria del perfume.

Hoy en día, Nna Ricci es una reconocida casa de modas y marca de perfumería, pero pocos recuerdan a su fundadora. Maria Adelaide Nielli nació en Turín en 1883, uno de los cinco hijos de un zapatero. Para cuando su familia se trasladó a Montecarlo,  en busca de fortuna, ya era conocida por el apodo de Nina.


                                                       Nina Ricci

La muerte del padre desmembró a familia. Nina y su madre se marcharon a Paris. A los catorce años, Nina se dedicó a coser y consiguió un empleo en una casa de modas donde pronto se convertiría en jefa de taller. A los 21 años se casó con el joyero florentino Luigi Ricci. Los Ricci tuvieron un hijo llamado Robert, pero Nina quedó viuda muy joven. Desde entonces se dedicó enteramente tanto a la costura como al diseño.

A los 25 años entró a Casa Raffin donde pronto dirigía su propio departamento. Permanecería junto a los Raffin hasta el fallecimiento del dueño casi medio siglo más tarde. Fue en Raffin, donde Nina se hizo de un nombre como modista vendiendo muchos de sus diseños a ellos u a otras casas de moda.

En 1932, tras la muerte de Monsieur Raffin, Nina quedó desempleada. Al borde de los cincuenta, no deseaba seguir trabajando para nadie. De ahí nació la idea de fundar su propia empresa. Su hijo Robert era ya un hombre quien había  estudiado negocios y técnica de mercadeo. El sería el mayor apoyo de su madre, ocupándose de todos los aspectos técnicos de la casa de modas y dejando que Nina solamente se encargase de los diseños.

                                                   Nina y Robert Ricci

Con la popularidad que había acumulado en sus años con Raffin, Nina no tuvo problemas en conseguir clientela convirtiendo su casa en un referente de la alta cultura parisina de los 30. Ni siquiera la segunda Guerra Mundial detuvo su auge.

                                                         Modelo de 1939

Tras el Armisticio, Robert que había servido durante la Batalla de Francia retornó al lado de su madre y la ayudó a navegar la Ocupación con un mínimo de incomodidades. Incluso en un momento en que la escasez de víveres provocó problemas para los empleados de la casa de modas, Los Ricci compraron una granja para poder abastecerse.

Finalizada la guerra, Robert decidió probar suerte en otro rubro: la perfumería. Con la ayuda de la nariz de Germaine Cellier, sacó en 1946 al mercado Coeur du Joie. Esta primera fragancia ya presagiaba la amplia y reconocida gama de perfumes que la marca Nina Ricci daría al mundo. Algunos detalles de ese primer perfume se repetirían en productos futuros. La delicada botella de Lalique, la combinación de olores delicadosrosa, violeta, iris y flores blancas como ingredientes base.



Dos años más tarde, Robert, en colaboración con Francis Fabron,  presentaba al mundo la más famosa fragancia salida de la perfumerías Nina Ricci:  L’ air du Temps. La traducción de zeitgeist al francés combinaba la intelectualidad bohemia y el shabby chic del Paris de 1948. Una ciudad que volvía  a ser un imán para artistas, literatos y modistos que resucitaban la elegancia francesa como Christian Dior y Nina Ricci.





Levantar esa famosa tapita en forma de paloma me lleva al pasado, al recuerdo de la Tía Lily, una amiga francesa de mi mamá que usaba este perfume. Es un aroma exquisito que no se siente reformulado. La combinación clavel/clavo de olor es sumergida por la gardenia (¡ya me puse a toser!) y el jazmín, inclusive percibo la nota mediana de romero. Debería ser un perfume picante, fuerte, de callejera. En cambio, las flores blancas le dan un toque refinado.



A propósito, el frasco que hoy es icónico no fue el primer envase de L’Air du Temps. El original era un Lalique, pero en 1951 se les ocurrió diseñar esta ánfora coronada con una paloma con alas desplegadas que sigue ahí como su contenido.



Mujeres de todo tipo, clase y épocas se han perfumado con L’Air du Temps, desde Lana Turner hasta la cmodelo, activista y conductora de programas de cocina Padma Lakshmi. Es un favorito de la realeza siendo usado tanto por la Princesa Michael de Kent como por la Reina Emérita de España, Doña Sofía. Sin embargo, es en la ficción donde encontramos a una famosa clienta, la Agente Clarice Starling del FBI cuyo perfume es reconocido por Hannibal Lecter en su primera entrevista.



Volviendo al mundo real, otra famosa usuaria de L’Air du Temps fue Claudia Cardinale quien en la cúspide de su carrera fuese también clienta de Nina Ricci. El año pasado la diva italiana vendió a través de Sothesby’s su legendario guardarropa compuesto casi todo de piezas de Nina Ricci incluyendo el vestido que lució en la entrega de los Oscares de 1965.



El vestuario de La Cardinale deja entrever la evolución de Nina Ricci, que nunca se quedó pegada en el tiempo y supo navegar entre el glamur de los 30, la elegancia del New Look,  hasta llegar a la estridente Era Hippie,  sin perder su chic.



Lo mismo ocurrió con su perfumería. Los 60 verían salir a la venta nombres hoy clásicos como Capricci y Madeimoselle Ricci. Nina Ricci falleció en 1970, pero Robert siguió en el timón del negocio hasta su muerte en 1998. En ese tiempo sacó al mercado perfumes reconocidos que todavía pueden comprarse en Amazon como el agudo aroma de especias de Farouche (1973).



Aun antes del fallecimiento de Robert Ricci, la casa de modas tuvo diversos directores que han seguido las líneas femeninas y delicadas que impusiera Madame Nina. Nathalie Gervais trajo a la firma al siglo XXI donde todavía viste a la realeza como lo demuestra la Reina Letizia de España. Esta foto muestra a la Reina Silvia de Suecia en un Nina Ricci que hoy ha heredado su hija, la Princesa Heredera Victoria.



 Hoy el jefe de diseño de la casa es Guillaume Henry, pero es una lástima que en esta década pasada Nina Ricci sea más recordada por escándalos. En el 2013 las feministas de Fem agredieron a una modelo durante el desfile y en el 2015, Arlette, nieta y heredera de la fortuna de Nina Ricci, fue a condenada a prisión por evasión del fisco.

Sin embargo, el nombre de Nina Ricci sigue resonando en el mundo de la perfumería. Los perfumes de esa empresa son propiedad de la firma catalana Puig que los adquirió en el ’98. Una habilísima campaña de mercadeo ha permitido la creación de nuevas y admiradas fragancias.

Una característica de la perfumería original que Puig ha conservado es la belleza de sus envases ahora con toques originales como el lazo en el cuello de las botellas de Ricci y Madeimoselle Ricci.  Esta última es una reformula del clásico del 67, convertida en un rosa “picoso” gracias al toque de pimienta y la nota cítrica que pone la rosa mosqueta.



Sin embargo, la tremenda fama que hoy gozan las fragancias Nina Ricci se debe a las mil variaciones de Nina y a su encantador envase en forma de manzana.  Fue en el 2006 que a Oliver Crespe y Jaques Cavallier se les ocurrió hacer un perfume mágico, pero juvenil.



Así nacía Nina la del perfume de manzana con praliné, un perfume para colegiala romántica,  en su frasquito redondo en forma de fruta del Jardín del Edén. Un frasquito que contiene un  líquido color violeta. Para aumentar el efecto de cuento de hadas se inició la campaña de mercadeo con un video clip donde una jovencita con un vestido vaporoso y cabellos al viento escalaba una torre de manzanas para alcanzar el perfume.

(Para serles sinceras, hace un cuarto de hora que me rocié la muñeca con Nina y todavía no distingo nada aparte del limón de Amalfi).



No voy a detenerme en la docena de variaciones que han acompañado este perfume en las últimas catorce años. Basta decir que algunas ni contienen manzana. Aun así, en el set de regalo también venia Nina: LÉau Fraiche (2013). En un pomito igual al de Nina solo que el líquido es color vino rosé. Dentro viene un perfume también cítrico, un coctel de mandarina, pomelo, cereza y un toque de flor de manzano. A mí que no me gustan los cítricos, me encanta el aroma de L’Eau Fraiche.



La producción incesante de la perfumería Puig-Ricci se ha dedicado en esta última década a crear variaciones de sus clásicos sean Nina o L’Air du Temps. Aun así, en el 2015 lanzaron un excelente original llamado L’Extase. La originalidad ha alcanzado hasta el envase, cuadrado y sobrio. Está modelado en un bolso de mano diseñado en su día por Madame Ricci.

La propaganda lleva como slogan “libera tus fantasías” y se supone que L’Extase permite que quien lo use desboque su erotismo. Olerlo solo desboca mi apetito porque esta fragancia huele a postre, es dulce y acaramelada sin ser empalagosa. Me es nostálgica, me recuerda olores de niñez, el interior de un caramelo de frambuesa de esos que venían en las bomboneras de Serrano, y a algo más exótico, que solo una vez probé en mi vida, mermelada de pétalos de rosa.



Efectivamente L’Extase trae notas de caramelo, frambuesa y rosa, además de tonos de vainilla, melocotón y pera. Es un perfume muy fresco, muy apto para noches de verano.




Los perfumes Nina Ricci se pueden conseguir en Estados Unidos tanto por Amazon, Fragrance.com, o Walmart. En México se pueden comprar tanto en Sephora como en Walmart. Se pueden encontrar en America del Sur en tiendas de departamento y online. En Chile los trae tanto Ripley como Falabella. En España se hayan en Sephora, El Corte Ingles y en Douglas.

Sea en su moda, cuyo estilo perpetua su firma, sea en perfumes que llevan su nombre, Nina Ricci ha dejado una estela aromática a su paso por el mundo. ¿Has usado alguno de sus perfumes? ¿Cuál es tu favorito.?

 

 

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Música del Ayer: Are You Lonesome Tonight?

 


Casi con un mes de atraso, llega mi regalo de cumpleaños para mi querido Sir George. Desde que me contó que era fan del Rey, pensé en buscar algo de Elvis y elegí este tema por tres razones. Es uno de mis favoritos , es uno de los tunes más populares de Elvis Presley, lo que ha ameritado covers en diferentes lenguas. Por último, pocos saben que esa no es una canción escrita para Elvis o entrenada por él. “Are You Lonesome Tonight?” fue escrita en 1927 y popularizada por una mujer.

En noviembre de 1960, Elvis conseguía, por quinceava vez, poner una canción en el primer lugar del Billboard. Se trataba de “Are You Lonesome Tonight”, una balada pletórica de desolación romántica. Los calificativos no escasearon para elogiar a “¿Estás sola esta noche?” que era descrita como “tierna, conmovedora, intima, etc.”. Un mes más tarde, la canción alcanzaba renombre internacional al colocarse a la cabeza de los Hit Parades británicos.



Tan asociada con Elvis es esta balada que, en 1982, cuando Pamela van Amstel escribe una obra de teatro sobre una familia obsesionada con Elvis la titula Are You Lonesome Tonight. Siete años más tarde, Alan Bleasdale usa el mismo título para su musical sobre El Rey. Lo curioso, es que este tema musical tan “presleiano”, lleva ya cuatro décadas de nacido y grabado. Había sido escrito al final de Los Locos 20 y su mayor éxito lo había alcanzado en la voz de una mujer.



La Primera Dama de la Radio

En mayo de 1927, Charles Hart graba la primera versión de “Are you Lonesome Tonight? “con letra de Lou Handman y música de Roy Turk, uno de los muchos talentos salidos del Tin Pan Alley neoyorquino. Antes del nacimiento del cantante pop o “crooner como se les llamó inicialmente las baladas debían ser cantadas como si fueran opera y eso es lo más notorio de esta versión inicial y de otras grabadas por voces masculinas ese mismo año.






Las cosas cambian cuando la letra cae en manos de Vaughn de Leath quien desde que Lee Forrest el inventor de la radio la ha puesto a cantar “Swanee River” ante un micrófono (1920) ostenta el título de “La Primera Dama de la Radio” y "Chica de la Radio". No solo Leonora Vonderleith (su verdadero nombre) ha sido la primera mujer en cantar en la radio, además su rango vocal, que viaria de soprano a contralto, la ha convertido en una de las primeras crooners del mundo. Algo que se nota en el modo en que entona “Are You Lonesome Tonight”.




Para la época en que graba la canción (junio de 1927) Miss de Leath es inmensamente popular, tanto que maneja su propia estación de radio en Nueva Jersey. Aunado a su voz y manera particular de cantar, está su dominio sobre instrumentos de cuerda puesto que toca guitarra, banjo y ukelele (otro de sus apodos era “The Ukelele Lady”). Su interpretación de “Are you Lonesome Tonight?” será uno de sus grandes éxitos llegando el tema al cuarto lugar del Hit Parade.

Tristemente el éxito de la canción no se traslada a la vida personal de Vaughn de Leath. Dos fracasos matrimoniales y el alcoholismo la llevan a una muerte temprana en 1943. Antes de su muerte tiene que escuchar una versión, que hoy llamaríamos country, de su popular tema.

Fue durante la Depresión, que, en el medio de la Unión Americana, nace el género country, una combinación de pop y música folclórica. La Familia Carter, una pionera del género campesino, graba una versión de “Are You Lonesome Tonight?” conservando la letra, pero añadiéndole un arreglo musical más rural. Habrá quien guste de este cover, a mí no me gusta.



En 1950, la orquesta de Blue Barron resucita este tema con moderado éxito.  Seis años más tarde Jackie Gleason graba la primera versión como instrumental y en 1960 llega la versión Elvis.



La Versión Elvis

Hay un conflicto sobre el modo en que la canción llega a manos del rey. La mitología presleyana dice que se lo pasa en 1960 su manager el Coronel Tom Baker cuya esposa era fan de la versión Vaughn de Leath. Sin embargo, en una entrevista, Elvis dice haber grabado una versión en Alemania en 1958 cuando hacia el servicio militar.

Chet Atkins contaba otra versión. Según el músico, alguien se le acercó durante la Conferencia de Disckjockeys en 1959 con esta pieza musical aconsejándole que se la pasara  "a  ese chico sureño (Elvis) al que le gusta sacudir cosas” para que la grabara

El hecho es que para cuando El Rey la graba en noviembre de 1960, más cuando públicamente la canta en vivo en Honolulu en 1961, todas sus fans (incluyendo a Priscilla Beaulieu, la quinceañera que pronto será Mrs. Presley) sienten que su ídolo las canta para ellas.



Olvidando que Vaughn de Leath había demostrado que era una canción unisex, se estimula la idea que “Are You Lonesome Tonight” es un hombre interpelando a su ex. Tanto así que unos días tras la primera grabación de Elvis, Dodie Stevens graba una secuela/respuesta “Yes I’m Lonesome Tonight” (sí, estoy sola esta noche).



En los 60 este éxito seguirá teniendo versiones en las voces de los grandes de la canción. En 1962 la graba Frank Sinatra y cuatro años más tarde lo hace otro Teen Idol, Pat Boone.  En los 70 el tema llegara en variadas voces desde la legendaria Dame Vera Lynn hasta el cantante country Merle Haggard. En los últimos treinta años ha ameritado versiones de todo tipo de cantantes desde Bryan Ferry hasta Amanda Lear.

Un éxito de ese tamaño por fuerza ha de tener covers en otras lenguas. En 1961 en Francia, con letra de Robert Chabrier, la graba Camillo, pero prefiero dejarles la versión de “Est tu seule, mon amour?” ¿Estás sola mi amor?) en la voz del legendario Tino Rossi que le hizo un cover en 1973 y que puede oírse en la banda sonora de “Papillon”.



En Alemania, la primera versión de “ Bist Du Einsam Heut Nacht?” (¿Estás sola esta noche?) es escrita por Kurt Feltz e interpretada por Peter Alexander ¡en octubre,  1960! Lo que corrobora las declaraciones de Elvis de haber grabado covers en territorio germano a fines de los 50, sino no se entiende la fama de una canción tan antigua.



En Italia, Misselvia escribe la letra de “Ti senti sola sta será?”  (¿Te sientes sola esta noche?) que graba Michele en 1961. Pero voy a hacer trampa y pondré la versión de Bobby Solo de 1979 que me encanta. Bobby fue el Elvis Presley italiano. En 1979, grabó un disco “Crossroads” en el que recogía covers en diferentes idiomas de canciones de su ídolo (fallecido en 1977).



Me ha sorprendido no encontrar una versión en portugués antes de la de Jerry Adriani en 1990. Con letra de Carlos Colla fue titulada “Hoje Eu Quero Ouvir Suas Mentiras” (Hoy quiero olvidar sus mentiras).



He dejado para el final, lo más importante para las latinas de Ayer. ¿Hubo cover en español de “Are You Lonesome Tonight? Aunque he encontrado una versión de los 90 en voz de Bertín Osborne, la primera y gran adaptación a lengua castellana de la canción de The King recayó en las hábiles manos y voz del Rey Palito Ortega.” ¿Estás sola esta noche? “fue grabada por el futuro gobernador de Tucumán, en 1967.




Gracias a su popularidad mundial esta balada se ha vuelto legendaria. En el 2008, Billboard la colocó en el sitio #81 de las 100 Mejores Canciones de Todos los Tiempos (Hot 100 All-Time Top Songs). ¿Crees que se merece ese honor?

 

 

 

miércoles, 19 de agosto de 2020

Aromas del Ayer ¿Nardo o Tuberosa?

 

Este agosto sofocante y lleno de noticias extrañas, sigo con los soliflore, yéndome por una flor que es una Bona Fide Latina del Ayer.  Tuberosa, Nardo, Vara de San José… no importa el nombre que le demos, la flor siempre será un mérito agave mexicano. Y aunque los nativos le vieron cara de jabón, desde hace cinco siglos que es usada, y con éxito, en la perfumería.

Antes que todo vale aclarar un punto. En español llamamos “nardos” a dos diferentes especies, muy distintas entre sí y de distinto origen. Una es la Nardostachys Jatamansi de la familia de las valeriana y originaria del Himalaya. Este es el nardo al que se refiere la Biblia, que era usado como incienso en ceremonias religiosas de la Antigüedad y que es asociado con San José.


Conocida también como aralia, este nardo (spikenard en inglés) también era utilizada en perfumería en la Antigua Roma. En Quo Vadis, Petronio menciona que el nardus, o el aceite esencial derivado de la planta, es el aroma favorito de Vinicio. Los romanos también usaban ese aceite para saborizar el vino.

La aralia se sigue usando en medicina, como sedante y sirve de base para artículos de perfumería como la exótica colonia de nardo hecha en Belén o el Jatamansi, un perfume unisex que L’artisan sacó al mercado en el 2007.


Para los efectos de esta entrada, cuando menciono al nardo me refiero a la Agave Amica o Polianthes Tuberosa como la bautizó Linneo en 1753. Es autóctona de México donde se la conoce por nombres indígenas como omixochitl (flor de hueso) o molle que viene del término Náhuatl para el jabón puesto que su bulbo es contenedor de saponinas.

Los mayas y aztecas admiraban tanto esta planta que la cultivaron asiduamente hasta el punto de que hoy en México ya no puede encontrársela en estado silvestre. Tras la Conquista se la llevó a Europa donde seria intensamente popular especialmente en la Francia Barroca. El Rey Sol mandó plantarla en sus recién construidos Jardines de Versalles.


Un siglo más tarde, la esposa del bisnieto de Luis XIV, la Reina Maria Antonieta mandaría a hacerse el primer perfume con el aceite de esta poderosa planta, se llamó Sillage de la Reine o Parfum de Trianon. Pero incluso fuera de la perfumería, la tuberosa era tan preciada por su aroma que las damas victorianas la usaban en sus ornamentos personales.


Así describe Margaret Mitchell la tristeza de Scarlett por no poder compartir en el baile de Atlanta debido a su condición de viuda. “Si solo no fuese viuda. Si pudiese volver a ser Scarlett O’Hara, allí en la pista de baile en su vestido verde manzana con lazos de terciopelo verde oscuro colgando de su escote y tuberosas en su cabello negro..”

Hoy se considera el perfume de la tuberosa como tan fuerte que solo puede convertirse en perfume combinado con otras fragancias. De ahí que Jo Malone lo combine con angélica; Vera Wang con lavanda; Estee Lauder con gardenia; Henri Bendel con jazmín y Potter y Moore con orquídea.

Sin embargo, cuando la legendaria casa de perfumes inglesa Floris creó su primer perfume de tuberosa se trató de un soliflore, tal como los Nardos de Cuba que Drialis sacaba al mercado en 1925.

De ahí vendría , en 1932, Tubereuse de Le Galion que ha reaparecido este siglo en el mercado y el famosísimo (y hoy carísimo) Fracas de Robert Piguet. La tuberosa ha sido asociada con muchos grandes perfumeros modernos como Serge Lutes, Annick Goutal y Bvlgari.


Aunque en los últimos cinco años, Zara, Carolina Herrera y Elie Saab han sacado a la venta perfumes de tuberosa, creo que el mejor uso del aroma de la flor lo han conseguido en casas perfumeras menos conocidas. Esas son las fragancias que me acompañan este agosto.


La tuberosa llegó a Asia en el Galeón de Manila, de ahí pasó a la India donde hoy es usada en guirnaldas funerarias y festivas. Pronto la cultivaron en grandes campos adonde no se permitía la presencia de jovencitas solteras ya que el perfume era tan sensual que se temía les provocaría pensamientos indecentes.


De la India se fue la tuberosa a Indonesia donde es utilizada en la cocina. Dato curioso puesto que es una flor muy toxica. Finalmente, la tuberosa se ha convertido en una de esas flores asociadas con los Mares del Sur. A comienzos de los 60, en Honolulu abrió sus puertas la Royal Hawaiian Perfume Company que se especializa en productos manufacturados con aceites extraños de flores exóticas como el hibisco, la plumería y …la tuberosa.


Este verano me conseguí un frasquito pequeño,  cuadrado con rollerball de Tuberose. Sinceramente ni tuve pensamientos pecaminosos ni me sofocó el tufo. De hecho, no hay tal tufo sino un aroma muy diáfano e inocente cuya único defecto es que dura poco en la piel.


Encantada con un soliflore que da la talla como tal, busqué otros parecidos y lo encontré en Terranova donde he preferido irme por la loción corporal excelente para la piel reseca de estas cuarentenas.  Terranova es hoy una tienda exclusiva en línea, pero a mediados de los 70, la familia propietaria creó un aceite esencial con el que manufacturaron una serie de perfumes (China Rain, China Lily, etc.) que siguen fabricando y vendiendo.

Conscientes de que los perfumes orientales pueden cohibir a clientes que los encuentran fuertes y ofensivos crearon colonias de perfumes más etéreos, delicados e inocuos. La tuberosa es parte de una línea llamada “Island Escape” que contiene fragancias exóticas, pero tan vaporosas que ofrecen un escape de la realidad prosaica. Los productos,  que incluyen flores polinésicas como el pikake (jazmín) y tiaré (gardenia) , se venden en forma de colonia, perfume, body mist y lociones corporales.

La loción de tuberosa es parte de una colección llamada Soft Petal (pétalo suave) y es realmente como un pétalo de flor en términos de suavidad y aroma.


¿Han probado el nardo/tuberosa en perfumes o productos para la piel?  ¿Cuál es la mejor marca?

 

miércoles, 5 de agosto de 2020

Música del Ayer: La Vie en Rose



Hace rato que tenía un proyecto en mente, la idea de tomar una canción (no necesariamente latina) tan popular que se hubiese grabado en diferentes lenguas, incluyendo el castellano. Como el cumpleaños de una de nuestras Latinas del Ayer honorarias, la Señora Norah Frias Muñoz cae a fines de este mes, decidí comenzar con su canción favorita “La vie en rose” como un pequeño presente en agradecimiento por todo lo que hace diariamente a favor de la conservación de los valores y cultura de las Latinas de Ayer.

“La vie en rose” O “La vida de color de rosa” es escrita por Edith Piaf en 1945. Edith se hace cargo de la letra y Louis Gulielme (Louiguy) le pone la música, aunque es posible que quien finalizara las partituras haya sido el musico Robert Chaucigny.

 La joven cantante que ha alcanzado reconocimiento durante La Ocupación todavía está lejos de ser la diva que hoy recordamos. Mas encima, la rondan rumores de colaboración con los alemanes. Es en este entorno que le viene a la mente un poema de amor.

En el momento de escribir “Les choses en rose” (Las cosas de color de rosa), Edith, de 30 años, vive un apasionado romance con el cantante Yves Montand, seis años menor que ella. La letra de la canción reboza optimismo y alegría de vivir provocada por el amor que todo lo tiñe de rosa. Pero para la compositora Margarite Monnot, que ha sido mentora de Piaf, se trata de un tema ligero y mediocre que no es apto para los tiempos que corren.

Otros también rechazan la canción. Finalmente, Marianne Michel se atreve a grabarla en 1946. La versión original es diferente, un poco melodramática. Ni comparada con la siguiente grabación, la de Edith que es la que conocemos, que es mucho más serena y romántica.

También el tema ha cambiado el nombre y ahora se llama “La vie en rose”. A Edith Piaf le encanta ya que así se llamaba un burdel donde ella ha cantado en tiempos difíciles. Sus detractores se han equivocado. La canción es un éxito. Precisamente los duros años de la posguerra necesitan un escape que proporciona la fe en el amor. Les pongo la letra en el francés original. La traducción la podrán encontrar en el video del tema.

Des yeux qui font baiser les miens,
Un rire qui se perd sur sa bouche,
Voila le portrait sans retouche
De l'homme auquel j'appartiens
Quand il me prend dans ses bras
Il me parle tout bas,
Je vois la vie en rose.
Il me dit des mots d'amour,
Des mots de tous les jours,
Et ca me fait quelque chose.
Il est entre dans mon coeur
Une part de bonheur
Don't je connais la cause.
C'est lui pour moi. Moi pour lui
Dans la vie,
Il me l'a dit, l'a jure pour la vie.
Et des que je l'apercois
Alors je sens en moi
Mon coeur qui bat
Des nuits d'amour a ne plus en finir
Un grand bonheur qui prend sa place
Des enuis des chagrins, des phases
Heureux, heureux a en mourir.
Quand il me prend dans ses bras
Il me parle tout bas,
Je vois la vie…

Nos olvidamos muchas veces del poder psicológico de la música que tanto nos conmueve hasta las lágrimas como nos puede excitar sexualmente. “La vie en rose” se convierte en la más escuchada en el país galo y hace famosa a Edith más allá de las fronteras francesas. En muchos sitios se le escriben nuevas letras en diferentes idiomas para ser entendida por gente que haya consuelo en pequeñeces como una canción, una esperanza o un romance por pasajero que sea.

La versión más antigua en otro idioma que he encontrado del este tema de Piaf es en Italia que está viviendo la posguerra con una combinación de optimismo y cinismo, que no altera su alma romántica. Aunque Jula de Palma y Alberto Rebagliati grabarán el tema en francés a fines de los 40, es Nilla Pizzi quien graba un cover en italiano en 1947.


Ese mismo año, los soldados que regresan a USA del frente europeo traen la canción que tendrá su primera letra en inglés “You are Too Dangerous, Cherie” (eres demasiado peligrosa, querida) y que grabará Buddy Clark un poco antes de su prematura muerte.

Para no ser menos en el Reino Unido, le escriben otra letra y le adjudican otro título. Así en 1948, Geraldo y su orquesta graban “Take Me to your Heart Again”. La interpreta la hoy desconocida Doreen Lundy.


Es en 1948, en esa Alemania que se muere de hambre, culpa y humillación que el musico belga Benny de Weille, que se había hecho famoso en el Paris Ocupado, graba la versión alemana de “La vie en rose”: "Schau mich bitte nicht so an" (No me mires así).

La canción ha cruzado el Atlántico y no solo a Norteamérica. En 1949 aparece en el Hit Parade brasileño cantada por Deo y titulada “A Vida Cor de Rosa”. Ese mismo año, el himno de amor de Edith Piaf recibe su primera versión en español en la voz del Tenor de las Américas, Pedro Vargas.

En 1950, a Mack David se le ocurre rescribir la letra en inglés y será la orquesta de Harry James la primera en grabarla bajo el título “La vie en rose”, pero prefiero la versión de Louis Armstrong de ese mismo año, sobre todo por el solo de corneta.

A lo largo de los 50 habrá muchas versiones en inglés, pero será en francés, y a capella, que la cantará Audrey Hepburn en “Sabrina” (1954).

En 1952 tenemos versión en sueco con la voz de Inger Jacobsen “Som en duft av rode rosen”.

Otra versión en español que me encanta es la que grabó Sarita Montiel para el filme de espionaje “Noches de Casablanca” (1963). En esta historia de la Segunda Guerra Mundial, en la cual compartía créditos con Maurice Ronet, Sarita anacrónicamente cantaba “la vida en rosa” un par de años antes que Piaf la escribiera.

En 1965 la legendaria Wiera Gran, sobreviviente del Ghetto de Varsovia, grabó el primer cover en polaco de La vie en rose.

No es la única judía asociada con esa canción icónica de Edith Piaf. Aquí hay una versión de Claire Ben David que la canta en hebreo. creo que es de principios de este siglo.



Y lo más exótico que he encontrado. “La vie en rose” en chino. La interpreta Dani Chan y es de 1984.

Volviendo al cover de la canción en inglés, muchos la han cantado desde Tony Martin en 1950 hasta Lady Gaga en la nueva versión de “Nace una estrella”, pero si tuviera que escoger una favorita mía sería la de Dean Martin de 1964.

¿Conocías esta canción antes? ¿Te ha gustado?  ¿Cuál crees es la mejor versión?

miércoles, 8 de julio de 2020

Aromas de Ayer: Julio Huele a Violetas



Siguiendo con los soliflore, en el mes de julio me perfumo con violetas, una florecita sencilla, pero muy sensual. Decir “violeta” evoca un olor y un color, pero también es una planta suave al tacto, que decora postres y sirve para aromatizar licores. Sobre la violeta se han hecho miles de canciones y perfumes, y en el mercado latino de fragancias ocupa un destacado sitial.

Humilde y Sensual
En el mundo antiguo, la violeta era símbolo de amor (y del amor lésbico a juzgar por los poemas de Safo) y estaba dedicada a Afrodita. De esta flor la principal del grupo de las violáceas se derivó el nombre de nur iolante (flor de violeta). Para la Edad Media, este nombre había evolucionado en Violante, Yolande y Yolanda. Solo a partir del siglo XIX, “Violeta” comenzó a usarse como nombre propio.
Violante de Hungria, Reina de Aragón

Aunque hay variedades de violeta en todo el mundo (en Chile hay una que se conoce con el nombre indígena de Yahi) la más popular es la viola odorosa que sirve para satisfacer todos los sentidos. La flor se ha convertido en símbolo de humildad. En inglés a una mujer muy sumisa y tímida se la llama “shrinking violet”.  Hay algo en esa plantita tan pequeña con sus pétalos azulinos, rosados o blancos que hace pensar en modestia y gentileza.

Cuando yo era pequeña, una nana plantó semillas de violeta africana en un macetero en mi ventana. Me gustaba despertar e ir a tocar (más que oler) las flores. Sus hojas que eran suaves como las orejas de un gatito. Mi primer contacto con la violeta fue así, por el tacto.

Como flor o como nombre femenino, la violeta ha servido por más de cien años como inspiración a escritores de canciones. Desde canciones infantiles hasta temas folclóricos como la canción country “Sweet Violets” aquí interpretada por Dinah Shore.

Clásicos de rock incluyen “Ultraviolet” de U2 y “Violet and Red” de Stevie Nicks. En música clásica tenemos “Le Violette” de Scarlatti y en jazz” Violet” de Miles Davis. De mi infancia recuerdo a Niccola Di Bari cantando “Come le viole” que en castellano se llamó “Como violetas”.

No es que no haya clásicos sobre las violetas en lengua española. Haciendo memoria ahí están Carmen Sevilla y sus “Violetas imperiales”. ¿Y qué sería de La Violetera de Sarita Montiel sin los ramitos de esa flor? Ese tema que antecedió a Sarita Montiel fue usado por Chaplin de música de fondo para su “City Lights”.

Hablando de ramitos de violetas aquí les pongo mi canción favorita sobre esa flor. En “Violets for Your Fur”, Francis Albert recuerda esa época en que, aun en invierno, las violeteras neoyorquinas vendían ramos de violetas a los caballeros. Ellos se los obsequiaban a sus damas que los prendían de sus estolas de piel como un recordatorio de que el invierno da paso a la primavera.

Las violetas cuando no son blancas o rosadas tienen un tono que varía desde morado hasta un azul lavanda precioso. Era el color de los ojos de Dame Elizabeth Taylor y también de los ojos de mi hermano.  Cuando vivía en Recreo y tenía vista al Pacifico noté que al atardecer de días soleados tanto el mar como el cielo adquirían esa tonalidad violeta que asociamos con la flor.

Pero más allá de su color, la violeta tiene buen sabor. Es una de las pocas flores comestibles y se usa mucho en la cocina, sobre todo en los postres. ¿Quién no ha probado alguna vez algún pastel decorado con violetas confitadas? Por ahí tengo una receta de helado de violetas. De la flor se extrae un jarabe que sirve para aromatizar y endulzar muchos platos.
Violetas confitadas


En sus días anoréxicos, la Emperatriz Sissi solo consumía hielo picado con ese sirope de violetas, una especie de granitta.  El jarabe también se usa en la confitería en un tipo de caramelos de color violeta.
En Chile estos caramelos se llaman “Te Quiero” y en USA “Violet” y son producto de la firma C. Howard’s que los confecciona desde los Años 30. En España se conocen como violetas” y desde 1915 que están asociados con la confitería madrileña “La Violeta”.  Por último, existe un licor hecho de violetas, la creme de Violette.  Es una flor que apela a nuestras papilas gustativas.



Las Violetas y los Fake Perfume
Pues ya hemos pasado por todos los sentidos y su asociación con la violeta. Nos queda únicamente el olfato. Ahí hay para regalar. Nombres como Daisy de Marc Jacobs y Lolita Lempicka tienen como base a la flor, al igual que uno de los perfumes más clásicos L ‘Heure Bleu de Guerlain.

 Pero muchos de esos perfumes ya no usan violetas “de verdad” en sus refórmulas. No me refiero a un fake perfume total como lo es April Violets de Yardley que en su versión moderna ha prescindido de la flor por completo, sino de un uso de fragancias artificiales o que utilizan otras flores (reseda, wisteria) como base. Y cuidado con perfumes como el Violet Eyes de Elizabeth Taylor y Ultraviolet de Paco Rabanne que de violeta solo tienen el nombre.

Por eso hay que inclinarse hacia el soliflore y el más antiguo y recomendable, aunque difícil de conseguir es Violetta di Parma. Creado por la Casa de Borsari en 1870el año en que Garibaldi entró en Roma unificando por fin el reino de Italia, es un perfume muy italiano. A pesar de estar compuesto por varias flores azules (iris, lila y heliotropo) la nota principal la ponen la violeta y la vainilla lo que le otorga un aroma caramelo, azucarado, dulce, casi infantil, como olería un algodón confitado.

Mas antiguo es el Violette de Molinard (1860) que en 170 años ha evolucionado más que un Pokémon. Hoy todavía puede conseguirse en Amazon. com

Realmente el perfume de violeta debe poseer un acento español. Ya en 1911 la casa Calber sacaba al mercado ibero Violetas de España, pero sería en el Nuevo Mundo, donde el perfume de violetas alcanzaría la, mayor popularidad, pero entre un público que usualmente no asociamos con la perfumería.

En “La Zulianita”, cuando Doña Delia Fiallo pone en boca de su villana Idalia (Chelo Rodríguez) la frase “Las criadas y los niños huelen a violetas” dice algo muy significativo. En Occidente, la fragancia de violeta es considerada como humilde, barata, propia de criados y de niños. Incluso en su novela Seventeen (1911) Booth Tarkington describe a la vampiresa Lola Pratt como perfumada de heliotropo, pero su perrito Flopit huele a …violetas (probablemente el jabón con que lo bañan).

Hablando de jabones, no había reparado en que mi hermana me regaló, hace un par de años, una caja de jabones de Caswell Massey. Están fabricados con lavanda y violeta y huelen a gloria. Yo para la higiene solo uso jabón líquido, pero utilizo los jabones en barra como saches para aromatizar los cajones de mi cómoda donde guardo ropa interior o delicada. Estos jabones perfuman toda la gaveta con su olor azul.

Agustín Reyes y la Colonia Infantil
En 1927, en La Habana, Agustín Reyes decidió crear un perfume con un solo ingrediente:  la esencia de la viola odorosa. Aunque originalmente Agua de Violetas iba dirigida a todo público, fue una sorpresa para Reyes ver que sus mejores clientas eran madres de recién nacidos que usaban la colonia para perfumar a sus bebés. Lo mismo ocurrió con el próximo producto Reyes, Violetas Rusas, que también acabó aromatizando cunitas.

Corre la leyenda que, por las próximas tres décadas, todos los bebés cubanos olían a violetas. Agustín Reyes y su familia hicieron fortuna con una colonia sencilla que podía seguir a una niña desde su cuna hasta sus años escolares, e incluso en la primera etapa de su adolescencia. El ser rico y famoso puso a Agustín Reyes en la mira de los dirigentes de La Revolución. Con la excusa de un tratamiento médico, en 1960 el perfumista dejó la isla. La fórmula de su agua de violetas iba escondida en su equipaje.

Tras establecerse en Miami, y luego que su familia se le uniera, Reyes decidió reabrir su negocio en Hialeah. La reformula de su colonia salió al mercado con el nombre de Royal Violets. Pronto se corrió la voz en la comunidad cubana que la icónica colonia la haba seguido desde Cuba. Hasta el día de hoy, la Royal Violets sigue siendo un producto usado por los latinos de Miami, y no solo los cubanos.

¿Cuál es el secreto de este perfume tan sencillo como la flor que le da el nombre?  ¿Por qué entre las que lo usan están los nombres de sofisticadas estrellas cubanas como Gloria Stefan y Eva Mendes? Yo diría que la mejor razón es su pureza y como se aplica al olfato y al tacto. Muchos buenos y caros perfumes modernos provocan alergias, irritaciones epidérmicas, o incomodan con sus olores violentos. 

Royal Violets es una colonia fresca, perfecta para la piel de una criatura. Hoy la firma de Agustín Reyes tiene versiones con manzanilla o aloe adecuadas para pieles delicadas. Este junio yo me he convertido en devota de Royal Violets con Aloe, el perfume perfecto para una vieja achacosa asaltada por todo tipo de alergias como yo. 

Es un perfume para toda hora y rociado en sábanas y almohadas refresca las noches de verano. La primera ráfaga olfativa es un poco sulfúrica, recuerda al Eclat d’Arpege de Lanvin. De a poco se transforma y adquiere un olor terso, limpio, parecido al Organza de Givenchy. Finalmente llegamos a la violeta, no el aroma dulzón de la Violetta di Parma, sino el fresco y natural de la plantita de mi infancia.

Otro mérito de Royal Violets es que ha sobrevivido a pesar de tener competencia. Si pones “Violetas” en la sección Beauty &Personal Care en Amazon te van a salir un caudal de colonias infantiles, todas creadas en Miami como la Corlys, Sol de Oro y Violetas Cubanas. Corlys lleva como apellido “A Cuban Delight”.

Una de las más conocidas es el Agua de Violetas de Crusellas.Se dice que esta colonia antecede al producto de la Familia Reyes, puesto que nació en la Cuba española en 1863. A fines de los 60 se exilió en la Florida donde ha adquirido nueva fama.

A pesar de su encantador aroma, yo le tengo un poco de reparo a Cruzella porque se especializa en “productos espirituales” (léase artículos usados en ceremonias de santería). De hecho, venden su colonia como provocadora de sueños proféticos.
Productos Cruzella

Por último, en 1974, AFFA sacó otra colonia para niños al mercado. Se llama Violetas Francesas y es perfecta para niños y adultos. Me atrevo a decir que su perfume es incluso más delicioso que la Royal Violet. Está hecho con esencia natural de violetas importada de Francia y los conocedores dicen que no tiene nada que envidiarle al Violette de Molinard, y cuesta cuatro veces menos.

¿Cuál es tu relación con la violeta? ¿A cuál de tus sentidos apela más? ¿Qué perfume hecho con esta flor es tu favorito?


miércoles, 17 de junio de 2020

Aromas de Ayer: Perfumes de lirio de los valles



Para este verano tan raro de encierros y aire tóxico, he decidido irme por la aromaterapia y eso se aplica a perfumes. Para eso he optado por usar soliflore, un producto que se concentra en el aroma de una única flor. Como junio es el mes de las novias, cuando princesas y plebeyas en el Hemisferio Norte lo incluyen en sus bouquets, he escogido la fragancia del lirio de los valles.
La Duquesa de Cambridge vestida de novia y con un ramo de lirios de los valles

Aunque su origen es mediterráneo, esta planta de la familia de las asparagáceas no es común en España donde solo crece en terreno montañoso como la Sierra de Gredos. Tal vez por eso no existan perfumes ibéricos o latinos en base de la también conocida como convalaria, muguete o lirio salvaje. Eso no quita que no pueda gustarnos. Así que voy a dar una breve reseña de perfumes que aprovechan lo mejor de esta hermosa, pero tóxica, flor.

En Inglaterra el lirio de los valles (Lily of the valley) es asociado con las festividades del Primero de Mayo. No la que conocemos que recuerda a obreros maltratados sino la fiesta celta de Beltane. Por eso a fines del Siglo XVIII, la casa perfumera de Creed creaba una fragancia en base de la planta que se cree fue el primer perfume de muguete del mundo.

. El afecto por la flor continuó durante la Era Victoriana. En este retrato de Winterhalter, vemos a la Reina Victoria con su esposo e hijo Arturo. El principito le alcanza a su padrino, el Duque de Wellington una ramita de lirios.

En el siglo XIX, el lirio salvaje no tuvo, sin embargo, tanta fama en Europa continental. Si la tuvo en Rusia donde Brocard creó su perfume de muguete (una de las flores favoritas de la Zarina Alejandra) y que sigue existiendo, pero ahora bajo la egida de Novaya Zara.

En francés el lirio de los valles se llama muguet, pero cuidado con perfumes bajo este nombre. Muguet indica un perfume artificial que imita el olor natural de la planta. Es ese producto artificial el que se incluye en la preparación de perfumes como el fabuloso Diorissimo y el Lily of the Valley de Penhaligon’s. Probablemente también del Muguet de Remy Latour. De todos modos, TODOS los perfumes de Remy Latour huelen a químicos artificiales.

Sobre el cual tengo mis dudas es el Muguet des Bois de Coty. En otra ocasión les conté que tuve malas experiencias con este perfume creado durante la ocupación alemana de Francia. ¿Sería el aroma artificial el culpable de que en mi piel el perfume oliera a grasa de ave?

En cambio, no hay duda de que el Acqua de Mughetti de Borsari si está hecho con la fragancia natural de la flor. Creado en 1925, Mughetti es después de Glicine y Violetta di Parma, el más aromático de los perfumes de la legendaria casa. Aunque hoy solo se les consigue en sitios de antigüedades como eBay y Etsy, a principios de este siglo tuve el placer de comprarme una botellita.

Normalmente, el lirio de los valles emana un olor “verde”, pero en este caso, no sé si porque el frasco tenga un membrete y un lazo celeste, es que proyecta una fragancia azul, fresca, límpida como un cielo de verano.

En los 70 y 80, el muguete se vuelve un ingrediente preferido de la perfumería anglosajona. En 1970 Crabtree and Evelyn saca al mercado un Lily of the Valley donde la flor es sofocada por rosa y jazmín. Las mismas flores reaparecen en la versión de Woods of Windsor de 1974 en donde el lirio salvaje es opacado por el geranio. Woods of Windsor todavía vende este perfume a precio razonable en fragrnce.com y Amazon.

En 1980, la afamada marca inglesa Yardley crea su propia versión de Lily of the Valley. Nuevamente se ahoga a la flor con rosa, jazmín, geranio, violeta. En el 2015, Yardley reformuló esta fragancia con un resultado óptimo.

Debido a las constantes lavadas de mano, las mías están resecas y estoy usando la nueva versión de Yardley, pero ahora en crema. El primer olfateo me revela no muguete, sino otra flor igualmente aromática: la fresia. Este aroma viene matizado por la pera que le da cierto dulzor, pero al rato emerge el típico olor verde del lirio.

Si quieren un perfume emblemático de lirio salvaje les aconsejo la formula Yardley del 2014 que vende Amazon Pero si quieren un soliflore autentico traten de conseguir la versión Casswell&Massey que todavía puede encontrarse en eBay y en Omfragrances.com

Y llegamos a mi lirio de los valles favorito. Debido a que mis Avon Ladies me pidieron que no promoviese esa firmainfame en su trato a empleados me he abstenido de hacerle propaganda. Eso no quita que no elogie o recomiende algunos productos si son buenos. Ese es el caso del incomparable Haiku que en el 2020 cumple 20 años.

Como saben, haiku es un tipo de poema japones y el perfume tiene algo de poético, con su aroma floral como el aderezo de cabello de una geisha. Es un perfume sereno, fresco, exquisito como un jardín oriental.

El envase es una belleza. Un frasco plano que puede caber en el rincón de un bolso pequeño.  Está hecho de vidrio verde, coronado con una tapa plástica en tono verde almendra y que representa una pagoda.

Lo extraordinario de Haiku es que está confeccionado a base de una docena de ingredientes, algunos bien exóticos como la fruta japonesa yazu, la granada china, pera, higo y peonia, Aun así, el olor sobresaliente es un purísimo lirio salvaje. Aunque los catálogos de Avon traen variaciones del Haiku (Blossom, Kyoto) es el original el mejor. Se le puede encontrar en Amazon donde yo lo conseguí.

¿Conoces algún otro perfume que capture el perfume del muguete? ¿Has probado algunos de estos perfumes?