lunes, 3 de junio de 2019

Aromas del Ayer: Blue Waltz



Junio, en Estados Unidos, es el mes asociado con el prom, el baile de graduación, y quise reseñar un perfume antiguo que encapsulase el aura romántica de la ocasión. Mi opción cayó en Blue Waltz el perfume predilecto de las debutantes de los 50s.
Anuncio en alemán de Blue Waltz

Yo no conocí a Blue Waltz en mi prom. Los colegios judíos ortodoxos no los tienen (¿hombres y mujeres bailando juntos? ¡Qué horror!). Si tuve ceremonia de graduación a la que llegué bañada de Estee Lauder (White Linen). No, mi primer contacto con este pomito fue en uno de esos eventos de fin de año, el famoso “amigo secreto” cuando tienes que comprar un regalo barato para que luego lo reciba alguien cuya identidad solo conoces en el momento del intercambio de presentes.

Generalmente ese tipo de asuntos son bochornosos y una recibe regalillos mediocres, pero ese año (1977) tuve suerte, “mi amiga secreta” me había comprado una botellita de Blue Waltz. Era un frasquito pequeño con su sombrerito celeste característico. El olor era un poco fuerte para mi edad, un rosa polvoriento, una combinación de pétalos secos, geranio y mucha vainilla.

En Parfumo dicen que sus ingredientes son canela, anís, té verde y vainilla, pero el listado de ingredientes de Fragrantica. Com solo menciona la vainilla junto a rosa, clavel y geranio lo que explica el asalto a las fosas nasales que significa el primer olfateo de este aroma Lo bueno del perfume es que al rato se desvanece y solo queda un olor, casi infantil, a vainilla.

La casa Joubert fue una prestigiosa y poco recordada perfumería establecida en Francia en 1880. Para los Locos 20s se había expandido a Estados Unidos estableciéndose en Nueva York donde crearía perfumes hoy olvidados como Bait y en 1927 lanzaría Blue Waltz. Por esa razón es que en los 50 se podía comprar Blue Waltz en Woolworth y muchos lo creen un producto netamente estadounidense.

Blue Waltz originalmente fue embotellado en frascos de líneas Art Deco. Fue todo un éxito gracias a una campaña de mercadeo que incluía un vals compuesto solo para el perfume y uno de los primeros casos de una actrizen este caso la hoy casi desconocida Alice White promocionando un producto de belleza.

Para los 40, la firma vendía brillantina, talco, polvos faciales y otros productos de belleza bajo el rótulo de Blue Waltz. Hoy solo se puede encontrar este frasquito de perfume en forma de corazón en tiendas en línea que se especializan en lo vintage como Amazon (donde me lo compró mi hermano), eBay y The Vermont Country Store.

Mas que un buen perfume es un perfume “histórico” totalmente asociado en la imaginación popular con los 50 y su cultura. En su día costaba cincuenta centavos y yo lo conseguí por menos de cinco dólares. Así que, si quieren probar un aroma realmente vintage, o si andan con ganas de hacer un cosplay de la Era del Rock, Blue Waltz es una alternativa genuina, pero barata.